miércoles, 5 de junio de 2013

Motores y golf

Ya tenía yo ganas de ir a ver qué es eso del Mercado de Motores. Mis amigas han ido en varias ocasiones y siempre me venían contando maravillas. Se hace el primer fin de semana de cada mes, creo. Y el mes pasado me quedé con las ganas de ir porque me pilló en París, así es que el fin de semana pasada, aprovechando que el míster había acabado sus exámenes, cogimos bolso y sombrero y nos fuimos de compras.
 
Me gustó mucho, y a él también, aunque a ambos nos pareció un pelín caro.
Nos tomamos una cerveza y un perrito caliente y nos compramos... tres palos de golf antiguos. Fue idea de Tyler, eh? Que yo mi siquiera los había visto. Preguntó el precio de uno, y el señor le dijo que nos lleváramos los tres que le quedaban por 20 euros. Así es que allá que nos fuimos a casa, palos de golf al hombro y haciendo el tonto de vez en cuando.


 
Ahora no sabemos muy bien qué hacer con ellos, aunque lo más posible es que se queden en el paragüero los tres juntitos forever and ever, que quedan megamonos. Se aceptan sugerencias, chicos. Se os ocurre alguna originalidad?

1 comentario:

  1. Jajaja, a nosotras nos ha psado algo parecido. Me has inspirado un post. Besos.

    ResponderEliminar